Obra de Roberto Cedrón

sábado, 19 de abril de 2014

Horoscopero Etéreo Criollo - La Musaranga


Para nuestro querido público que tanto sabe y tanto ignora: les informamos que La Musaranga también escribe. Vamos a ir diseminando algunos fragmentos de esta joya que es el "Horoscopero Etéreo Criollo" para que lo vayan conociendo.

***
 
"Tiburcio Porvenir nos ofrece certezas y sentencias, pero envueltas en poesías, en delicadezas, en detalles para vencer la soledad, y lo más importante, nos abre el marote para que cada uno revise qué cosa es ser ganador y qué cosa es ser perdedor, o cómo a veces uno parece que pierde cuando gana y viceversa" 


Del Prólogo 1 - Horoscopero Etéreo Criollo / Tiburcio Porvenir

viernes, 18 de abril de 2014

Un “puchero misterioso” en estado de emoción

Nelly Omar por La Musaranga / foto de Ana Forlano


Habitar el mundo, hacerlo cotidianamente bajo sus veladas leyes, nos produce un estado de habituación, de dar por sentado que “las cosas son así”, así como las conocimos, así como son, así como las transitamos y las dejamos estar. Pero el mundo es, también, un “puchero misterioso” del que poco y nada sabemos porque “hay más cosas en el Cielo y en la Tierra de las que pueda soñar” una filosofía opaca, intransigente con el misterio.

Todo esto viene muy a cuento de haber sido atravesamos por la emoción y el gozo de escucharlo cantar al Tata Cedrón rodeado de amigos, bajo la advocación de la memoria bondadosa de Raúl González Tuñón, y entre las lucecitas puebleras de un circo itinerante. Allí se leyó la suerte, que venía envuelta en sublimes y amadas estrofas tangueras y, merced a la magia de La Musaranga, vimos a la Nelly Omar rediviva, erguida y envestida en su poncho federal. Fue la propia Nelly quien le dio el pase a Gustavo Nasuti y al Tata, y allí supimos que “nunca jamás se abandona lo que llorando se deja” y que el corazón puede asemejarse a una desahuciada “pampa de soledad”.

Subieron luego las chicas y los muchachos de Rojo Estambul, trayendo las poesías de Juan Carlos Bustriazo Ortiz. Pero el rescate del vate pampeano es apenas una parte de la locura creativa de estos jóvenes, sobre quienes planea el aire de un parentesco cedroniano, o acaso se trate de un legado que tiene mucho de promisorio pero también un presente de bellas melodías que se elevan en la voz de Nicolás Blum hasta alcanzar sonoras cumbres. Y hablando de voces, resulta difícil dar con el término que le haga justicia a la potencia y la plenitud que anoche tuvo el canto del Tata: fue tan amplio, tan redondo y tan envolvente que resultó estremecedor.

No hace falta decir nada de las virtudes de la viola del Profe Praino, ni de las del bandoneón de Miguelito López, pero es bueno advertir que acompañan los compases con una coreografía del sentimiento que ningún ensayo podría lograr: son los mismos movimientos que sacuden a una platea conmovida por una música que primero nos disloca como en un entrevero, y enseguida nos abraza como en el amor. Hacia el otro flanco del Tata, Dani Frascoli acompaña desde el asombro y engarza notas que parecen venidas desde todos los ríos del mundo, donde un hombre se acerca a un puerto y se enlaza a su bandoneón para que naveguen también los amorosos acordes de su alma. Y sostenido en este trío formidable, el Tata deja salir lo que hay en él de arengador público, de insobornable forjador de conciencias, para decir con las manos, con el torso, con el cuerpo entero, que sólo la canción es verdadera, que lo confirmó hace poco en Necochea, pero que él lo sabe desde siempre.

El final es una fiesta, porque Rojo Estambul se integra a la banda de Cedrón y todo suena afiatado en el escenario y amplificado en los corazones: los bandoneones de López y Pablo Vázquez, el acordeón de Frascoli, el chelo de Josefina García, la viola de Miguel Praino junto al violín de Sabrina Conde, y los muñecos de La Musaranga cobran vida mientras las increíbles voces de Blum y del Tata hacen añicos la idea de “habituación”. No, señores, “estar en el mundo es estar emocionados”. Y lo demás, dentro de este puchero misterioso que es la vida, lo demás es puro cuento.

Carlos Semorile

jueves, 17 de abril de 2014

Como una eterna esperanza



Sobre el Puchero Misterioso


El Puchero Misterioso / foto Ana Forlano
 

Así termina el libro del Cuarteto Cedrón y así empieza esta crónica. Con una “mala” traducción de Baudelaire, apenas distorsionado para que las palabras digan eso que transmiten los artistas que hacen posible el Puchero Misterioso: una eterna esperanza. Algo que está en ellos y que regalan al público. “Uno sale con ganas de hacer cosas…” dijo anoche Erika Tanquilevich, artista plástica. Es cierto. Uno lo ve en los rostros de la gente, en los ojos sobre todo, en las risas, en las palabras, ni hablar de los aplausos que es la manera que tenemos los del público de abrazar a los artistas y de decirles que los queremos, que les estamos agradecidos.

Pasa que este Puchero al que convoca Tata Cedrón no solamente es Misterioso sino también Milagroso. Porque no siempre es fácil encontrarse. Hay historias así. Historias donde las cosas simples se vuelven complicadas. No era tan fácil, por ejemplo, que el camino de Miguel López (bandoneón, guitarra) se cruzara con el camino del Cuarteto. Lo mismo se podría decir de Daniel Frascoli (acordeón, guitarra), de los cuatro músicos de Rojo Estambul. Hay una parte de casualidad pero luego está la otra: la voluntad de estar juntos. Ayer, entre los bellísimos temas que interpretó Rojo Estambul hubo un momento en el que Nicolás Blum (voz y guitarra) se refirió a Bustriazo, a lo que era la poesía de Bustriazo (que ha musicalizado), al porqué había que leerlo, no olvidarse. Y es ahí donde uno entiende lo que dice Miguel Praino, “el Profesor”, eso de que definitivamente… hay esperanzas… Porque son jóvenes, porque son talentosos, porque tienen ese don de no contentarse con lo inmediato, porque lo revuelven todo y lo recorren todo y están atentos y buscan y encuentran. Me refiero a Nicolás Blum, a Josefina García (violoncello), a Pablo Vázquez (bandoneón), a Sabrina Conde (violín); y otra vez, a Daniel Frascoli y a Miguel López. Me refiero también a Gustavo Nasuti (guitarra), a la delicadeza de Gustavo Nasuti con su guitarra, como si le estuviera susurrando cosas que uno no logra escuchar, pero que hacen que la guitarra se sienta feliz y por eso suena como suena. No me olvido de Capece, de Aldo Capece (la palabra y la armónica), que anoche no estaba y es bueno que sepa que lo estamos esperando. 

Hay una forma de justicia, encuentro, porque al verlos juntos se entiende que es exactamente así como tenían que estar, juntos, el tiempo que sea, pero compartiendo el escenario, respetando los momentos, cada uno de una forma diferente, con su propio estilo, su color, su historia, sus alegrías, sus dolores también. Y eso es justicia. Porque, ¿a qué volvió Tata a la Argentina sino también a reencontrarse con su juventud? El Tata… tocando en trío como hace 50 años, luego otra vez en cuarteto. Y en medio del trío y del cuarteto… el dúo… el famoso dúo fundacional y que será (como la esperanza) eterno: Cedrón-Praino. Es así como interpretan temas compuestos hace poco: como esa joya de Rosa Cedrón que se robó los corazones: “Las demás causas”, música de su hermano; o como “La Curamaleña”, un homenaje a toda una forma de ser y de vivir en la figura de Don Barragán y los hermanos Silvera. Sin olvidarse de los clásicos del repertorio cedroniano. Que uno pueda volver a escuchar “A Lola Mora”, es algo como para agradecer. Pero que, gracias a estos encuentros, uno pueda además escuchar en vivo “Siete” (Gelman-Cedrón) es… inesperado y es lo máximo…

Mientras tanto, La Musaranga… Antes, durante y después: La Musaranga. Más de veinte años trabajando. Todas las edades. Todas las profesiones. Todas las aventuras. Como una troupe vagabunda… Una forma de hacer arte para la cual todavía estamos escasos de palabras. Pero uno los mira y es como que los ojos no alcanzan, es como que tuviéramos que aprender a mirar de otra manera. Es como si fuera el alma de uno que está mirando el alma de ellos (los artistas, los muñecos). Tan bellos. Tan deliciosamente amables, gentiles. Conmovedores. Y hasta los delantales… hasta los delantales que impresionaron también al Profesor… de pronto parecieran ser una cosa tremenda, una cosa nunca vista antes. ¿De dónde vinieron? Cada vez que aparece el hombre de la valija uno piensa no sé, que existe un país muy lejano, un país donde los hombres y las mujeres son así, como los de La Musaranga. (Mejores). ¿Y adónde van? No es que importe saber pero uno quisiera ir con ellos.

Entonces, dan ganas de preguntar: “¿Dónde está el barco, Miguel?” Porque Miguel López toca el bandoneón así como uno se imagina que los piratas hacen sus fechorías. Y es acá donde uno se acuerda también de Juan Bautista Duizeide y de sus compañeros porque ellos saben de barcos y de naufragios. Por eso, esta buena noticia es para todos pero es también para ellos. He aquí un barco, es un buen barco (la madera está un poco sufrida pero el corazón está intacto). Pueden subir tranquilos, habrá aquilones, habrá tormentas, pero no habrá naufragio. Lo digo con absoluta tranquilidad: con artistas así, no habrá naufragio.


AGC


* Próxima cita: miércoles 30 de abril y miércoles de mayo. Hora. 21.00 h. El lugar: Hasta Trilce (Maza 177). Menú: Puchero Misterioso 

jueves, 10 de abril de 2014

"Las pruebas de la Infamia" o El Puchero Misterioso visto por Ana Forlano

Fotos de Ana Forlano - Gentileza de La Musaranga


La Musaranga / Tata Cedrón





La Musaranga en plena interpretación del Huracán (tango)

 



Rojo Estambul
 
 



La Musaranga observando al Reo Meditabundo (en palabras de Aldo Capece)




La Musaranga (Silvia y Pedro) en compañía de Nelly Omar




Y como si esto fuera poco... Después de Necochea, La Pampa / Mar de Plata



ATENCIÓN: ADEMÁS DE LAS FECHAS DE LOS MIERCOLES EN BUENOS AIRES, EN HASTA TRILCE (MAZA 177) A LAS 21 HORAS, LOS MUSICOS ESTARÁN

- 20 de abril - Tecnópolis / Encuentro Federal de la Palabra: entrevista junto a Lidia Borda con Mariano del Mazo. 20.00 h

- 26 de abril en La Pampa junto a Rojo Estambul, Teatro  español (Santa Rosa). 21.30 Entrada libre y gratuita

- 10 de mayo en Mar del Plata (ampliaremos la información)




"Decir estuve... estuve"



Cedronianos, amigos de cedronianos, amigos de amigos de cedronianos:

Como lo suelo decir cada vez que hay un ciclo de conciertos. No esperen el último momento para ir. Porque como ya lo dijo el poeta (otro poeta): “el mañana es un grupo, tras cartón está la muerte”. Organícense, reserven y vayan a escuchar a los músicos y a los increíbles artistas de La Musaranga. O sea vayan a verlos, no por la mañana, pero sí los miércoles por la noche, en Hasta Trilce, con la gorra hasta las orejas, etc. Para los que viven en Buenos Aires: no vale poner el “me gusta” en el facebook y no ir. No vale.

Anécdota. Hubo una vez un cedroniano que todos los lunes iba a escuchar al Cuarteto. Todos los lunes. Religiosamente. Todos los lunes, en París. Y no es que este cedroniano fuera rico o estuviera acomodado, ¿eh? En esos años vendía cacerolas por teléfono, hacía encuestas con el mismo teléfono y se dejaba unos “franquitos” para la entrada. Gente muy rara, estos cedronianos.

Difundan el ciclo y vayan. La mejor prensa es la que hacemos nosotros. El público.

Reservasa al 4862-1758

La Papirote

Arqueología cedroniana 1982-2014

En el año 1982, en París, el Cuarteto Cedrón estuvo en concierto en la sala de Bobino. Como es costumbre, los afiches que anunciaban el evento fueron pegados en distintos lados pero también y sobre todo en el subte parisino. Por esas cosas de los montajes y desmontajes del espacio para pegar sobrevivió este afiche memorable que quedó al descubierto en estos días. La foto fue tomada por Simon Kohn en la estación Châtelet : ¡ayer! 

9 de abril de 2014
Vamos... que 32 años no es nada...

CUARTETO CEDRÓN EN CONCERT 1982 / PHOTO PRISE LE 9 AVRIL 2014 

martes, 8 de abril de 2014

OBRA COMPLETA DEL CUARTETO CEDRON PARA ESCUCHAR



Estimados Cedronianos:


La difusión de la obra completa del Cuarteto Cedrón en acceso libre es una gran noticia. Podrán consultar dicha página a partir del enlace permanente en este blog ("Audio - Obra completa" columna de derecha). No duden en difundirla por todas las vías. El objetivo es que la música llegue a su público.

http://cuartetocedronobracompleta.blogspot.com.ar

Sólo son 50 años de música...! Les recordamos por otra parte que mañana se inicia el Ciclo en Hasta Trilce: "El Puchero Misterioso". Revisen bien las fechas (ver más abajo). Y traten de reservar para no correr riesgos de quedarse en la "vedera" de enfrente...

LP

A partir del 9 de abril - en Hasta Trilce (Maza 177) 21 horas


jueves, 3 de abril de 2014

El Puchero Misterioso / Ciclo poético-musical y cosas peores

Estimados:

A PARTIR DEL PRÓXIMO MIÉRCOLES 9 DE ABRIL

Tenemos el agrado de anunciar el próximo ciclo poético-musical-circense... y unas cuantas cosas más… cuya responsabilidad poético-politico-artística incumbe a Juan “Tata” Cedrón (las denuncias que llegado el caso quisieran presentar serán recibidas en el presente blog). En esta ocasión se presentará junto a Miguel Praino, “el Profesor”, que viene llegando de Francia. Miguel López en bandoneón. Daniel Frascoli en acordeón. Ambos tocando además la guitarra. Esta aventura (llamada “El Puchero Misterioso” por razones evidentes) se llevará a cabo en la bellísima sala de “Hasta Trilce” (maza 177) y fue pensada con la complicidad de un grupo de compañeros, grandes artistas todos ellos, como lo son quienes integran “La Musaranga” (http://www.lamusaranga.com.ar/web/index.php/). Se ha corrido la voz de que un circo ambulante ha viajado kilómetros y kilómetros para llegar hasta el barrio de Almagro para que nosotros, humilde público, sepamos, tengamos la prueba absoluta de que Tuñón no ha muerto y tantos otros. Durante este ciclo, se presentarán junto a este grupo estable, otros músicos y artistas, entre los cuáles: el cuarteto Rojo Estambul, Gustavo Nasuti y el querido Aldo Capece.

Esto será : miércoles 9/4, 16/4, 30/4, 7/5, 14/5, 21/5, 28/5

Conviene reservar en Hasta Trilce (4862-1758) / Maza 177


Que lo disfruten,

La Papirote en exclusividad para El Cedroniano