Obra de Roberto Cedrón

Obra de Roberto Cedrón
Obra de Roberto Cedrón

miércoles, 24 de julio de 2013

Grabación Concierto/Entrevista: Cuarteto Cedrón - Victor Hugo Morales / Martes 30 de julio 17.30 Canal 7



INFORMACIÓN DE ÚLTIMO MOMENTO - PRESTEN ATENCIÓN

El próximo martes 30 de julio se va a grabar un concierto-entrevista en Canal 7. Entrevista con Tata Cedrón realizada por Victor Hugo Morales. Concierto del Cuarteto Cedrón.  

Si desean asistir a la grabación pueden hacerlo. Acá los datos.

Concierto - entrevista "El Tata Cedrón" en el estudio 1 de Canal 7.
Presentarse a las 17:30 h. el concierto es a las 18 hs
Avenida Figueroa Alcorta 2977

LEAN Y DIFUNDAN QUE NO APAREZCA NINGUNO EN EL FACEBOOK O POR ACÁ DICIENDO Y PORQUÉ NO AVISAN ANTES…

CARIÑITOS Y GRACIAS

La Papirote

lunes, 15 de julio de 2013

EL BOTÁNICO

A PEDIDO DEL PÚBLICO, UNA VEZ MÁS... EL BOTÁNICO...

"El Botánico" (J. Gelman / J. Cedrón). Versión de 1990, interpretada por: J. Cedrón, J. C. Elias, G. Margulies, G. Mozzi, H. Presti (del disco "Cedrón y Guitarras"). La versión original fue grabada por el Cuarteto Cedrón en 1975 y se editó en Francia en un disco llamado "Chansons d'amour d'Occitanie et autres histoires".


video

viernes, 12 de julio de 2013

Le Cuarteto Cedrón célèbre ses 50 ans


Une fois n'est pas coutume...
para el público francés esté donde esté... Una nota en francés sobre los 50 años y el libro Tango y Quimera. Seguir el enlace siguiente

Le Cuarteto Cedrón célèbre ses 50 ans

domingo, 7 de julio de 2013

Sobre libros y discos

Varios amigos nos han escrito para saber donde conseguir el libro "Cuarteto Cedrón. Tango y Quimera". Sigue estando a la venta en distintas librerías del centro de Buenos Aires. Y además en Corregidor: Rodriguez Peña 452 Fono: 4374 4959/50000

Hoy domingo 7 de julio, Daniel Pedercini se referirá al libro en el programa que conduce: Loco por el Tango, emitido de 6 a 9 h en La 2x4 FM 92.7

Respecto a la pregunta por los discos del Cuarteto, especialmente el más reciente: En vivo. Olympia (París 1988). Por lo general siempre han estado disponibles en Zivals además de otros puntos de ventas como Musimundo

 

viernes, 5 de julio de 2013

Próximo concierto: 8 de julio / Tucumán


El próximo lunes 8 de julio, a las 21.00 horas, el Cuarteto Cedrón ofrecerá un único concierto en el Teatro San Martín (Avenida Sarmiento 601), en el marco de la Función Extraordinaria del 197º Aniversario del Día de la Independencia. La entrada es libre y gratuita, y se podrán retirar los tickets en boletería de lunes a sábados, de 11 a 13 y de 18 a 21hs. Domingos de 18 a 21hs. Tel. 422-8133.


Palabras de Dora Apo

Por suerte nosotros sí sabemos poner estas cosas en el Cedroniano y pa' eso estamos. Aquí unas palabras que Dora Apo dirigió a Tata después del inolvidable concierto
 

(...) ayer remonté mi pasado, traje a mis compañeros que no están pero están, a mis exiliados que me cobijan, al barrio, a mis amigos y las calles, el empedrado, la poesía, el tango, la militancia y el milagro lo hiciste tú Tata y tu gente, estoy emocionada, llena de nostalgia , de vida, y de recuerdos que llegaron a mí, de súbito, con tu música, con tu voz, me olvidé de la artrosis y de mis años y quiero decirte que no importa si no cuento pero en La Verdulería, quiero estar junto a ti , a lo que representas porque aunque hace poco que nos conocemos, hace mucho que te pienso. No se ponerlo en el cedroniano pero igual quiero que sepas todo lo que sentí mientras tu y tus compañeros  cabalgaban por el teatro. Creo que Alejo sintió igual que yo por eso hablo tambien en nombre de él. Dora y Alejandro Apo.

jueves, 4 de julio de 2013

"Decir estuve, estuve, por ejemplo..."

En el teatro Cervantes... un 3 de julio...
Gentileza de Sandra Palomares



Vision 7 : 50 años

"Bajo el sino de la ternura" por Carlos Semorile



Anoche estuvimos en el concierto por el 50 aniversario del Cuarteto Cedrón, una auténtica celebración, vivida de ese modo abajo y arriba del escenario. Fueron más de dos horas de recital, pero podrían haber sido muchas más si los teatros fuesen dirigidos con el mismo fervor cedroniano que campeó por cada rincón del Cervantes. Los aplausos cerrados, los repetidos “bravo”, las ovaciones de pie, el murmurado y contenido acompañamiento en “Mano Blanca”, manifestaciones todas de un cariño genuino de los amigos del Cuarteto. Porque éramos eso: una banda grande de cuates que fuimos a acompañar a nuestros amigos y hermanos del Cuarteto.

El Tata ayer nos habló de eso, de la amistad. Recordó a sus compañeros de canciones, vida y poesía: el pudor –y el candor- en algún relato de Raúl González Tuñón, las juntadas en la calle Olavarría, la patriada de “Gotán” –boliche de músicos, plásticos y teatreros–, Gelman y sus poemas, las lecturas pasadas de boca en boca y de mano en mano, la evocación de sus propios hermanos Cedrón, Cortázar y su bondad, las tareas compañeras en el exilio, la solidaridad de Acho Manzi con el recién venido de sus “vacaciones”, y hasta una cálida reminiscencia de un encuentro con el ex presidente Kirchner junto a ese otro hermano suyo, Jaime Torres.

“Tantos años, tantas cosas, tanta gente”, alcanzó a decir el Tata antes de que el teatro se desplomara en reconocimiento y gratitud. Y es que el periplo del Cuarteto –seguramente ya lo dijo mucho mejor la querida Antonia García Castro– grafica y ayuda a entender este medio siglo del país argentino, con sus tragedias y sus renacidas esperanzas. Pero se me ocurre que también nos hace pensar cómo podríamos haber tenido –y tener aún– “una patria más suave y dulce”, una comunidad fraterna como la del propio Cuarteto, como la de sus corazones que laten bajo el sino de la ternura y que, por eso mismo, han sido capaces de cobijar a tanta gente, y a tantas cosas, durante tantos años.

Hoy, todavía emocionado por el maravilloso concierto de anoche, me levanté pensando que tengo la misma edad que el Cuarteto. No sabría decir exactamente cuándo fue que lo empecé a escuchar, supongo que en mis años universitarios. No importa. Lo que sí importa es que, desde entonces, nunca dejé de escucharlo, y que eso me hizo mejor tipo. Uno que sueña con un futuro que nos encuentre abrazados a la “huella de un cariño” argentino, amoroso y cedroniano.

Carlos Semorile

Después del concierto...

El comentario de Victor Hugo Morales - La Mañana Radio Continental - Jueves 4 de julio

video

Victor Hugo Morales y los 50 años del Cuarteto Cedrón

La Mañana - Victor Hugo Morales / programa del martes 2 de julio 2013 - Radio continental



miércoles, 3 de julio de 2013

No sean mezquinos....

... Vayan socializando fotos y videos especialmente si los tienen del público... qué publico... qué musicos... qué encuentro....

lunes, 1 de julio de 2013

50 años: "Por prepotencia de trabajo"



Hace unos días escribí un texto sobre las dificultades que aquejan a los artistas populares en Argentina. No me olvido del tema. Lo retomaré. Me parece de vital importancia poder instalarlo y discutirlo como problema: reconocer que parte de nuestros artistas no están trabajando en las condiciones que se merecen y que su trabajo se ve a menudo obstaculizado por las más variadas presiones y falta de atenciones. Pero hoy vengo a hablar de otra cosa. (Aunque quizás es lo mismo). Hoy quisiera celebrar el hecho de que, a pesar de las dificultades, el Cuarteto Cedrón sigue estando con nosotros.

Son cincuenta años de trabajo los que se van a festejar el próximo 3 de julio en el Cervantes. Y es primera vez… creo que es primera vez que el festejo de una nueva década se hace en Argentina.

En este concierto estarán: Juan “Tata” Cedrón (guitarra y voz), Miguel Praino (viola), Román Cedrón (contrabajo), Daniel Cabrera (bandoneón). Aunque algunos podrían ser los padres de los otros –de hecho lo son– todos son viejos compañeros. Hace cincuenta años que Tata y Miguel Praino tocan juntos. Hace veinte que Román Cedrón es el contrabajista del Cuarteto. En los años 1990 y 2000, Daniel Cabrera –músico uruguayo, residente en Francia– se integró a la formación con su bandoneón y participó en distintos proyectos como la creación en Avignon de Antígona, en la que el Cuarteto hacía el Coro, y La Típica, orquesta de catorce músicos que revivió para un público francés los estilos de las grandes orquestas de tango.

Algunos ven en el Cuarteto algo así como un sueño que tuvo Tata. Desde esa perspectiva se podría decir que es un sueño realizado. El Cuarteto Cedrón nos guste mucho, poquito o nada, existe. Tiene una obra. Ocupa un lugar. Y existe a la manera de todo lo que existe. Pero, más que nada, a la manera de un árbol. “De la raíz a la copa”. Se cree que puede tocar el cielo y quizás puede. Pero lo que más tiene es raíz. Cantidad de raíces que van a nutrirse en las diferentes capas de tierra que conforman la Argentina. Y que se extienden, se extienden, no paran nunca de extenderse y de explorar los mundos subterráneos. En esos mundos subterráneos, el Cuarteto Cedrón es un sol. Si alguno tiene dudas que escuche el último disco. (Esto no es publicidad: es educación sonora). Ese disco alumbra. Se recomienda escuchar todos los temas pero como esta nota la escribo yo y como yo es arbitrario, escuchen primero “Siete”. Luego, el disco. “En vivo”. Así se llama ese trabajo y es una grabación del año 1988. En 1988 no estuvimos. Muchos no estuvieron. El 3 de julio podemos estar. En vivo. Vivos.

Cuando un grupo de músicos se mantiene por tantos años como identidad, como unidad, como conjunto sonoro, esa palabra –vivos– toma un matiz especial. Cada vez se notan más las ausencias. Se podría hacer una larga lista de invitados que no ocuparán butacas pero que estarán, sin duda, en el Cervantes. Los traerán sus hijos, sus sobrinos, quizás sus nietos, sus amigos, los amigos de sus amigos. Porque de eso se trataba, también, de reunir alrededor. O sea de amistad, de hermandad, de hacer las cosas con otros, para otros. Hay quienes dicen que el Cuarteto es un hombre solo. Se equivocan. Salvo si es una metáfora porque a menudo el Cuarteto debe pelear y en esos días pareciera, casi pareciera que está solo en medio de la contienda. Pero no. El Cuarteto es una de las más formidables obras conjuntas que ha visto nacer este país en los últimos 50 años. Eso fue Gotán. Eso fue el Taller de Garibaldi. Eso fue el disco Madrugada. Eso fue el permanente homenaje que los músicos han rendido a los poetas. Y eso es hoy la presencia de los músicos en Argentina. Ellos están acá “por prepotencia de trabajo”: el suyo.

El resultado de todo eso es una obra sonora. No se puede leer al Cuarteto aunque algunos escriban libros sobre el grupo. Al Cuarteto hay que escucharlo. Y en esa posibilidad que nos damos de escucharlo o no escucharlo se juegan también muchas cosas.

(Volveremos sobre estas cuestiones, más allá de los festejos, porque son temas que les importan a ellos, los músicos y a nosotros que no queremos vivir sin músicos: ¿qué escuchamos? ¿Por qué? ¿Para qué? Y ¿qué pasa cuando no escuchamos? ¿Qué tipo de persona se va construyendo en ese escuchar y en ese no escuchar? ¿Quién determina, en definitiva, lo que escuchamos? ¿Existe la libertad sonora? ¿O también ahí, a nivel de nuestros oídos, hubo una dictadura que duró mucho más que siete años?).

Por último, en los conciertos del Cuarteto Cedrón sucede también algo curioso. Sucede en los teatros y en la vereda. No tiene que ver con los lugares. Así como hay ausentes, hay  rostros nuevos. Y eso también le da un matiz especial a la palabra “vivos”. Resulta conmovedor ver a los jóvenes, cada vez más jóvenes, que se acercan a la obra del Cuarteto. Ahí también hubo obstáculos en el camino. Casi se podría decir que todo fue hecho para que ese encuentro no se produjera. Y sin embargo se produjo. Se sigue produciendo. 

Entonces, este festejo del 3 de julio es también un homenaje a la perseverancia. De un lado y otro del escenario. Perseverancia de los músicos y de su público. Unidos. A pesar de los pesares.


Antonia García Castro*



* Autora de "Cuarteto Cedrón. Tango y Quimera", Ed. Corregidor, 2010.